Mi nombre es Novoa – Julián Ibáñez

Una noche de sábado, en un bar del puerto, Novoa oye comentar que no había nada que hubiera merecido la pena desde el mambo… Por esta razón, la persona que ha dicho aquello, Salomón Carriedo, ya siempre le caerá bien. Pero nunca podrá demostrárselo. Cuando, tres días después, se encuentra de nuevo con él, Salomón Carriedo estará arrastrando por los pies un cadáver…

Tampoco será el momento adecuado dos semanas después, porque Salomón tendrá entonces la espalda apoyada en un mamparo, los brazos le colgarán a lo largo del cuerpo, mientras todas sus sonrisas le borbotean por un agujero a la altura del corazón.

 


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea