Cuadros de la Naturaleza ‚Äď Alexander Von Humboldt

Alejandro de Humboldt (Tegel, 1769-1859) es uno de los máximos representantes del Siglo de las Luces en el campo científico. Es muy difícil encontrar un personaje histórico que rivalice con él en la asociación inconfundible de su nombre con la geografía. Eminente científico, se forma en física, geología, astronomía, botánica y meteorología. En nuestro país su legado fue ampliamente difundido gracias a la traducción que, en 1876, Bernardo Giner de los Ríos realizó de Cuadros de la Naturaleza, edición que presentamos actualizada.

Tras obtener un permiso del ministro espa√Īol Urquijo, Humboldt emprende un viaje cient√≠fico al continente americano, cuyo resultado ser√≠a una ingente cantidad de obras cient√≠ficas que ayudaron a comprender la realidad americana en muchas de sus vertientes. Sus escritos se consideran un antecedente inmediato de la geograf√≠a humana; se interes√≥ por el estudio de las culturas prehisp√°nicas y asent√≥ los inicios del posterior desarrollo cient√≠fico americano. Su doctrina social y pol√≠tica influir√° tambi√©n en el pensamiento de muchos l√≠deres independentistas.

Cuadros de la Naturaleza ofrece la visión humboldtiana de la ciencia geográfica, cuyo objeto de estudio son los fenómenos terrestres, incluyendo al hombre, al tratar de descubrir el orden existente en las apariencias caóticas de la Naturaleza y las conexiones que se dan entre fenómenos distantes pero que obedecen a una misma causa. Humboldt utiliza un método empírico de observación sistemática que, por medio del raciocinio, debe conducir a la explicación causal de dichos fenómenos y a su comparación con otros similares.

Pero su método no es la simple observación neutra; para él, al igual que para los grandes románticos prusianos, como Schiller y Goethe, la contemplación de la Naturaleza es fuente de placer estético y un camino para su comprensión. En Cuadros de la Naturaleza se enfatiza el goce que embarga al viajero cuando mira.

Sobre el Autor.

Alexander Von Humboldt, (Berl√≠n, Alemania, 1769 ‚Äď Berl√≠n, Alemania, 1859). Naturalista y explorador alem√°n. Recibi√≥ una excelente educaci√≥n en el castillo de Tegel y se form√≥ intelectualmente en Berl√≠n, Frankfurt del Oder y en la Universidad de Gotinga. Apasionado por la bot√°nica, la geolog√≠a y la mineralog√≠a, tras estudiar en la Escuela de Minas de Freiberg y trabajar en un departamento minero del gobierno prusiano, en 1799 recibi√≥ permiso para embarcarse rumbo a las colonias espa√Īolas de Am√©rica del Sur y Centroam√©rica.

Acompa√Īado por el bot√°nico franc√©s Aim√© Bonpland, con quien ya hab√≠a realizado un viaje a Espa√Īa, recorri√≥ casi diez mil kil√≥metros en tres grandes etapas continentales. Las dos primeras en Sudam√©rica, desde Caracas hasta las fuentes del Orinoco y desde Bogot√° a Quito por la regi√≥n andina, y la tercera por las colonias espa√Īolas en M√©xico.

Como resultado de su esfuerzo, logr√≥ acopiar cantidades ingentes de datos sobre el clima, la flora y la fauna de la zona, as√≠ como determinar longitudes y latitudes, medidas del campo magn√©tico terrestre y unas completas estad√≠sticas de las condiciones sociales y econ√≥micas que se daban en las colonias mexicanas de Espa√Īa. Entre 1804 y 1827 se estableci√≥ en Par√≠s, donde se dedic√≥ a la recopilaci√≥n, ordenaci√≥n y publicaci√≥n del material recogido en su expedici√≥n, contenido todo √©l en treinta vol√ļmenes que llevan por t√≠tulo¬†Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente.

De entre los hallazgos científicos derivados de sus expediciones cabe citar el estudio de la corriente oceánica de la costa oeste de Sudamérica que durante mucho tiempo llevó su nombre, un novedoso sistema de representación climatológica en forma de isobaras e isotermas, los estudios comparativos entre condiciones climáticas y ecológicas y, sobre todo, sus conclusiones sobre el vulcanismo y su relación con la evolución de la corteza terrestre.


Descargar PDF Descargar EPUB Leer en Línea